Intendencia - Rocha

Rocha

La incorporación de las diferentes técnicas en las huertas familiares permitirá ver en situ su mejoras, los impactos positivos en las huertas, se podrá discutir con los integrantes de padrón productivos estos beneficios, tanto en los aspectos productivos como lo referente de cuidados de recursos naturales. En este caso, la propuesta maneja un importante pull de técnicas que se apoyan en cuidado del suelo, y tiene gran impacto en las no degradación de las tierras ( rotación de cultivos, incorporación de mulch, materia orgánica, realización de abonos verdes) y por otros lado también se trabajará en técnicas para mitigar los efectos de la sequía, riego por goteo (trabaja la eficiencia y eficacia) , cultivos protegidos con nylon, y a largo plazo la incorporación de materia orgánica mejora el perfil de nutrientes y la capacidad de retención de agua por los suelos y aumenta la capacidad de infiltración de aguas de lluvias.

Esto también está muy relacionado al objetivo de cambio climático, con respecto detener la degradación de materia orgánica de los suelos que libera CO2 al atmosfera seria detenida o disminuida fuertemente, realización de compost reciclaría nutrientes, y no irían a los vertederos locales, los talleres de discusión también incorporaría conciencia sobre el cambio climático y concretamente apuntaríamos a mejorar los usos de la islas de reciclaje de plásticos que existen en las diferentes localidades del departamento de rocha, en acuerdo con cooperativa de reciclaje, ya que se trabajaría la importancia de reciclaje en general, en particular de plástico y su relación con el cambio climático.

Con respecto a el objetivo general del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) que es promover medidas que conduzcan a un futuro sostenible y sus tres objetivos específicos son: la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios provenientes del uso de los recursos genéticos, creemos la propuesta tiene claro impacto en los tres objetivos específicos, en los talleres donde se discutirán las diferentes técnicas a incorporar, loe beneficios que traen y la forma de implementarlos, esto por si solo permite fortalecer la red de huerteros, el intercambio de saberes, de semillas, de recurso filogenéticos propios de las diferentes localidades. Esta pensado poder fomentar el intercambio, no solo dentro de los huerteros de las localidades si no entre las mismas, como forma de fomentar los conceptos anteriores.

Creemos que el proyecto fortalece y trabaja los tres objetivos de las convenciones planteadas, además de esta muy ligado a las actividades que tienen el potencial de implementar las convenciones en forma integrada que plantea.

 


Intendencia - Treinta y Tres

Treinta y Tres

El sistema de recolección de residuos de la ciudad de Treinta y Tres tiene al día de hoy ciertas debilidades. Por más que el alcance de la recolección de residuos corresponde al 100% de la población, no se han podido desarrollar programas de reciclaje con separación de residuos en el origen y los posteriores pasos necesarios hasta su disposición final correspondientes a un plan integral de Gestión de Residuos Sólidos Domiciliarios (PGRSD). Existen en total 1.000 contenedores púbicos verdes, ubicados en las esquinas de cada calle donde se depositan los residuos sin clasificar. Solo para algunas manzanas existe la posibilidad de clasificar en domicilio y depositar en contenedor amarillo el papel y cartón (se encuentran distribuidos 50 contenedores amarillos en la ciudad).

Existen además grandes debilidades en el sitio de disposición final de residuos domiciliarios (SDFRSD) que se deben de atender a la brevedad. Este sitio es un vertedero que funciona desde el año 1972 en el mismo lugar, y el cual requiere en forma urgente de una serie de actividades que establezcan una ruta hacia la transformación en un relleno sanitario.

Hay factores diagnosticados de altísima prioridad de atención, que son los aspectos vinculados a los recursos humanos, tanto a nivel de funcionarios que cumplen funciones en el SDF, como ciudadanos que encuentran en la clasificación de residuos los ingresos para cubrir su canasta básica. Estos colectivos vulnerables requieren atención de carácter urgente dada las precarias condiciones en las cuales al día de hoy se encuentran desarrollando su tarea. Hay que destacar que la ciudad cuenta con antecedentes de trabajo similares por una cooperativa de recicladores que contaban con el apoyo interinstitucional y cuyo proceso fue truncado debido al incendio de las instalaciones donde estaban desarrollando las tareas de reciclado.

A partir de la problemática existente se ha decidido estructurar un programa de acción en Gestión de RSD para la ciudad de Treinta y Tres con el fin de comenzar la disminución de las emisiones de gas metano en el sitio de disposición final, siendo esta una acción directa que contribuye a la estabilización de los gases de efecto invernadero en la atmosfera y de esa manera contribuye a la adaptación de los ecosistemas al cambio climático.

La gestión actual de RSD no se ejecuta con la debida coordinación y lógica de proceso. Clasificación en origen, recolección diferenciada, reciclaje, reacondicionamiento de vertedero, son acciones que han quedado pendiente en la actual gestión. Por lo antes expuesto, se buscará contar con un Plan Integral de Gestión de Residuos para Treinta y Tres el cual deberá ser aprobado por el MVOTMA –DINAMA, el Intendente y la Junta Departamental de Treinta y Tres. El mismo solo se logrará trabajando en forma conjunta al menos entre los actores involucrados a la fecha en el presente proyecto: Proyecto ECCOSUR, CURE – UDELAR, OPP, Municipios e IDTT.

Buscará desarrollar actividades que determinen la estructuración de un Plan Integral de GRSD y la ejecución de un plan piloto a menor escala.

 


Intendencia - Lavalleja

Lavalleja

Como bien lo expresan la Red de Agroecología del Uruguay, Red Nacional de Semillas Criollas y Nativas del Uruguay y la Sociedad Científica Latinoamericana de Agroecología (ocia) la agroecología “emerge como una ciencia que reúne los aportes de distintas disciplinas científicas ecológicas y sociales, integrando y aplicando el conocimiento tradicional y prácticas culturales de los agricultores y las agricultoras, para diseñar y manejar agroecosistemas productivos, diversificados y resilientes con el objetivo de alcanzar la soberanía alimentaria y la justicia social”. Con el espíritu de avanzar y profundizar en los programas que viene trabajando la Intendencia en esta línea, conjuntamente con el fortalecimiento de los grupos de huerteros, se propone el presente proyecto el cual tiene como principal objetivo promover y concientizar a toda la ciudadanía en la producción agroecológica y cuidado del medio ambiente. Para lograr el presente objetivo nos proponemos dos líneas de trabajo:

A. Fortalecimiento de los grupos de huerteros, brindándoles capacidades que le permitan avanzar hacia un sistema de producción netamente orgánico, para continuar posteriormente en la y comercialización de lo producido a través de canastas alimentarias agroecológicas u otro sistema que se considere apropiado. Para alcanzar el logro de esta línea de trabajo consideramos de suma importancia establecer una alianza con la Red de Agroecología y Semillas Criollas así como otras organizaciones referentes en la materia, las cuales orienten y capaciten al colectivo en el proceso de re conversión de huertas orgánicas y su posterior comercialización. Asimismo se dispondrá en la duración del proyecto (12 meses) de distintas instancias de talleres tanto a los huerteros como público en general de los beneficios de la producción orgánica, uso de compost, así como también de talleres destinados a la concientización del cambio climático, cuidados del suelo y biodiversidad, para lo cual se solicitará la colaboración del equipo técnico de ECCOSUR. Por otra parte el equipo técnico de la IDL realizara el seguimiento y asesoramiento individual de aquellos beneficiarios que lo soliciten.

B. COMPOSTAJE EN EL VERTEDERO MUNICIPAL Como segunda línea de trabajo para alcanzar el objetivo propuesto nos proponemos realizar nuestra propia compotera, de forma de ofrecer compost orgánico conjuntamente con la 11 entrega de semillas, micro-organismos eficientes y el asesoramiento que se brinda por parte de nuestra Dirección de Desarrollo Agropecuario, fortaleciendo así la calidad y capacidad del programa de huertas hoy existente.. Para realizar dicha compostera es necesario y fundamental la realización de obras de acondicionamiento del vertedero, las cuales refieren a la preparación del terreno, cercado del mismo, así como establecer el sistema de trabajo (preprocesamiento, biodegradación maduración y acondicionamiento final) y mantenimiento de la compostera. Si bien, en esta primera etapa el compost generado así como el trabajo con el colectivo de huerteros se realizará en la ciudad de Minas y alrededores, de tener éxito, se pretende extender el proyecto al resto del departamento, también se evaluará el trabajo en conjunto con las localidades vecinas al resto de los departamentos limítrofes participantes de ECCOSUR.

La zona de intervención del presente proyecto es en la ciudad de Minas y zonas aledañas donde se encuentran ubicados los huerteros, dado que en su gran mayoría coinciden con sus hogares particulares, mientras que el trabajo de compost y clasificación de residuos se realizará en el sitio de disposición final, el mismo se señala en siguiente plano de ubicación.

Portanto el compostaje municipal de los residuos orgánicos de 3 barrios Garolini, Las Palmas y Esparta donde se considera apropiado realizar la compostera en el sitio de disposición final (vertedero), utilizando una gran parte de los materiales presentes en los residuos sólidos urbanos. En este sentido, el compost se realizará en base al chipeado de podas del ornato público, barrido de calles áreas verdes, frutas, verduras de ferias y otros materiales orgánicos.

 


Intendencia - Maldonado

Maldonado

El proyecto constituye una iniciativa descentralizada de educación ambiental y socialización de buenas prácticas productivas, vinculadas al cambio global -cambio climático, biodiversidad y conservación de suelos-, a nivel de los Municipios de Maldonado. Asimismo, apunta a fortalecer el vínculo y coordinación entre las cuatro intendencias de la Región Este, mediante el intercambio de experiencias y la coordinación de políticas ambientales.

El objetivo del proyecto es contribuir a la información y concienciación de los pobladores sobre cuestiones ambientales de interés como forma de contribuir a generar una participación genuina y activa de los pobladores locales.

Los resultados esperados son:

  1. 14 Jornadas de sensibilización con muestra itinerante realizada en nueve localidades del Departamento de Maldonado (Aiguá, Gregorio Aznárez, Pan de Azúcar, San Carlos, Piriápolis, Pueblo Garzón, Maldonado, Punta del Este y La Juanita).
  2. Asistencia a Jornada de sensibilización: 50% de los estudiantes de los centros educativos donde se realiza la Jornada y al menos el 10% del resto de las instituciones educativas de la localidad.
  3. Cuatro talleres de socialización de buenas prácticas (uno de buenas prácticas agropecuarias, uno de buenas prácticas industriales, uno de buenas prácticas urbanas y uno de buenas prácticas turísticas.
  4. Al menos treinta referentes de sectores productivos participaron de los talleres de socialización de buenas prácticas.
  5. Un manual de buenas prácticas productivas, que contemple los objetivos de ECCOSUR, elaborado y disponible.
  6. Dos Jornadas de socialización e intercambio de buenas prácticas, entre las cuatro intendencias del Este (Treinta y Tres, Rocha, Lavalleja y Maldonado); una en Maldonado referida a disposición final de RSU y otra en Treinta y Tres sobre gestión de Área Protegida Quebrada de los Cuervos.
  7. Participación de los municipios y comisiones de Medio Ambiente de las Juntas Departamentales de los cuatro departamentos en las Jornadas de socialización e intercambio de las cuatro intendencias.


Ganaderos del Palmar - PFO

El Palmar de Butiá

Butia odorata (Butiá) es una de las 21 especies del género Butia que se distribuye en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. La palma Butiá es característica del Bioma Pampa, encontrándose en el sur de Río Grande do Sul (Brasil) y el sureste de Uruguay.

En el departamento de Rocha se distribuyen dos grandes áreas de palmares, los de Castillos y los de San Luis, que ocupan un territorio cercano a las 70.000 hectáreas. Estos palmares, se consideran únicos por su valor paisajístico, de biodiversidad y por los valores culturales asociados (PROBIDES, 1995; López Mazz y Pintos, 2000; Rivas, 2005; Geymonat y Rocha, 2009; Dabezies, 2011). El palmar de Castillos se ubica principalmente en la cuenca de la Laguna Negra, área caracterizada por una alta heterogeneidad ambiental, con la presencia de sierras y bañados, colinas, lomadas, llanuras altas, llanuras bajas internas y lagunares, con la presencia destacada del Palmar de Butia odorata en las llanuras medias (PROBIDES, 1999; Nin et al., 2011). La densidad de palmas va desde menos de 50 a más de 500 palmas por hectárea (Rivas, 2005; Zaffaroni et al., 2005). El Palmar de San Luis es más extenso pero más uniforme en relación a la densidad de palmas por hectárea, no superando en general las 50 palmas/hectárea. Se encuentra en llanuras más bajas, siendo parte de la cuenca de la Laguna Merín.

La tala o el daño a las palmas adultas está prohibida por Ley Nacional (Ley Nº 9.872 de 1939, modificada por Ley Nº 15.939 de 1987), sin embargo el manejo productivo que se realiza en los campos de palmar impide la regeneración de la comunidad. Los ejemplares actuales del palmar son centenarios y no ocurre regeneración, con la casi total ausencia de ejemplares jóvenes que aseguren la supervivencia de la comunidad, situación que configura una seria amenaza para su conservación. Las principales causas de esta situación son el sobrepastoreo ejercido por el ganado y la agricultura, en un territorio que se encuentra exclusivamente en manos de privados y bajo uso productivo (Rivas, 2005). En el área de Castillos, el sobrepastoreo continuo del ganado provoca el consumo de los renuevos y su destrucción por pisoteo; mientras que el cultivo de arroz irrigado que se desarrolla en el palmar de San Luis impide la germinación de las semillas y el desarrollo de plántulas. Los campos del Palmar de Butiá, al igual que otros en el país y la región, se encuentran la mayor parte del tiempo sometidos a sobrepastoreo y a fuertes procesos de cambio en el uso de la tierra. La sustitución de los campos naturales por forestación, cultivos agrícolas y minería, se ha 2 intensificado en los últimos años (Laterra and Rivas, 2005; Paruelo et al., 2006; Overbeck et al., 2007; GEO Uruguay, 2008; Rivas, 2010) con el consiguiente incremento del riesgo de pérdida del ecosistema Palmar de Butiá.


Red de Agroecología - PFO

Red de Agroecología

El presente proyecto propone fortalecer las capacidades de la Regional Rocha de la Red de Agroecología de Uruguay, para promover el desarrollo de la agroecología en la región Este. La Red de Agroecología de Uruguay, es la articulación entre productores ecológicos, consumidores, procesadores y distribuidores de alimentos y diversas organizaciones sociales, instituciones y personas, que comparten una visión positiva e integral sobre los impactos sociales, económicos y ambientales de la agroecología y acuerdan contribuir a su desarrollo.

La producción agroecológica surge como una alternativa viable para la producción de alimentos sanos, reduciendo el impacto ambiental de la producción y disminuyendo los riesgos para la salud. Con el fin de difundir y promover la agroecología en la región Este, se propone en primer lugar, realizar un diagnóstico participativo a través del cual se analizarán las dificultades/necesidades que enfrentan los productores de la región para realizar la transición agroecológica. De esta forma se evidenciará también el potencial de ampliación de la Red de Agroecología, Regional Rocha, tanto en número de integrantes como en extensión. Vale destacar que los sistemas productivos que realizan la transición hacia una producción agroecológica se basan en la restauración de la diversidad de los ecosistemas y en la recuperación de procesos ecosistémicos que se han perdido o degradado con la agricultura convencional. En los cultivos, esto es posible gracias a la no utilización de agrotóxicos, la promoción de la diversidad de cultivos y de artrópodos para realizar el control de plagas, la recuperación de materia orgánica del suelo entre otros beneficios.

En la ganadería, el manejo agroecológico promueve la recuperación de la diversidad de especies de pastizal, el aumento del carbono orgánico del suelo y la disminución de emisiones con efecto invernadero. Por este motivo, se espera que la promoción de la agroecología en la región, contribuya con las tres Convenciones que aborda la presente convocatoria. A su vez, se propone contratar una consultoría al inicio del proyecto, para capacitar a los miembros de la regional sobre cómo incorporar las problemáticas relacionadas con los derechos humanos y la equidad de género a lo largo del proceso. En segundo lugar, se propone llevar a cabo instancias de intercambio del diagnóstico con las demás regionales de la RAU, de manera de fortalecer los vínculos entre regionales y aprender de experiencias previas (ver 4. Información institucional). Finalmente, se propone trazar un plan de acción para atender a las necesidades que se consideren prioritarias para promover la agroecología en la región, en función de un fondo presupuestal (~50% de la financiación) que será destinado para tal fin (ver Estrategia del proyecto), y generar un espacio de diálogo con diferentes actores sociales en donde se presente la experiencia realizada y se discutan posibles políticas públicas que contribuyan a la promoción de la agroecología en la región.


Estación Experimental Regenerativa Guardia Vieja

Estación Experimental Regenerativa Guardia Vieja

Partimos de la convicción de que los modelos de producción agrícola y agropecuaria convencionales son la fuente de diversos problemas socioambientales que actualmente observamos y padecemos: degradación de los suelos, pérdida de biodiversidad, sobreexplotación de recursos naturales, alta emanación de gases efecto invernadero, pérdida de puestos de trabajo y de residentes permanentes en las zonas rurales, entre otros.

Por ello, “hay una necesidad urgente de promover un cambio que transforme cómo cultivamos, producimos, procesamos, transportamos, distribuimos y consumimos nuestros alimentos” (FAO, 2018a)1 Observamos que los agricultores no disponen de la tecnología apropiada ni de la información y el asesoramiento para producir alimentos orgánicos de manera regenerativa y sustentable.

Incluso conociendo algunas prácticas y preparados, la falta de confianza y de experiencia en ellas dificulta su implementación: Apuntamos a estimular la innovación de las y los agricultores y compartir sus resultados en un proceso de “campesino a campesino”.

La concientización y orientación al consumidor de la necesidad de promover e incentivar el trabajo del pequeño productor a través de las CSA (Comunidad que Sustenta a la Agricultura) resulta en el estrechamiento de estos lazos, en la visibilización de conceptos como producir alimentos de calidad en sinergia con el medio ambiente.

El proyecto que buscamos desarrollar es la promoción del modelo de producción orgánico regenerativo, accesible, sustentable y sostenible. Instalar una finca modelo para la realización de talleres teórico prácticos de difusión de técnicas de producción en agricultura orgánica y ganadería regenerativa, para productores, estudiantes y asesores rurales, brindando en nuestro establecimiento espacios de experimentación, investigación y adaptación de estas técnicas a las características socio-ambientales de nuestra zona.

El modelo de formación se enmarca en un método participativo de construcción de saberes desde el intercambio y desarrollo de conocimientos en la experiencia. Se documentará e implementarán herramientas de seguimiento, evaluación e intercambio buscando generar nuevos sujetos capaces de difundir y aplicar los conocimientos co-construidos en agricultura regenerativa.

En forma transversal, se desarrollará la mediateca como forma de apoyo a la formación y de difusión de los saberes generados. En forma conjunta con el Grupo Huerta Orgánica Comunitaria SC y el Polo Educativo Arrayanes se desarrollarán actividades sobre sensibilización de la problemática ambiental, con el fin de integrar a nuevos actores en la discusión, difusión y acción ambiental desde una perspectiva productiva.


Psamólifo Costa Azul

Psamófilo Costa Azul

Esta propuesta se basa en desarrollar desde la visión de las Convenciones de Río 92’ y con la impronta del alto deterioro sufrido por los impactos antropogénicos en los ambientes costeros, preservar y contribuir al manejo y recuperación del Bosque y Matorral Psamófilo de Costa Azul. A través de una metodología de investigación- acción participativa, con el marco conceptual del Manejo Costero Integrado y la impronta del “aprender haciendo” integrar conocimientos académicos y de la propia comunidad para lograr un proceso de autogestión. Desde la preservación de un parque público, generar un sitio de referencia, donde se dinamice el cambio de visión para procurar la recuperación de la formaciones vegetales típicas del ambiente costero. Se contribuirá mediante la educación ambiental, a la preservación de un ambiente cuyos servicios ecosistémicos cuidados de manera adecuada, pueden brindar beneficios del orden de aprovisionamiento, regulación, soporte y culturales. Todo esto redundando en una mejora en la calidad de vida de la comunidad, amigada con el entorno, estrechamente vinculados.


Flora y Fauna Indígena

Flora y Fauna Indígena

En las últimas décadas se ha constatado una tendencia migratoria de la población del Uruguay hacia la costa, lo que ha causado el loteo de predios naturales y el incremento de áreas construidas, con el consecuente fraccionamiento del ambiente, desmonte, invasión de especies exóticas, pérdida de humedales, flora y fauna nativa; todo ello en desmedro de la biodiversidad local y regional. Mucho de esto sucede por desconocimiento de la importancia de conservar ecosistemas nativos, cultura, etc., por lo que es fundamental trabajar en sensibilización y educación ambiental. La asociación civil “FLORA Y FAUNA INDÍGENA” (FyFI) desarrolla su propuesta de conservación, educación ambiental y ecoturismo “Senderos del Arroyo Pan de Azúcar” en un predio ubicado próximo a la ciudad de Pan de Azúcar, en las áreas verdes de reserva natural del Parque Industrial de Pan de Azúcar y predio municipal contiguo (total aprox. 50 hectáreas). Este predio aún cuenta con diferentes ambientes en buen estado de conservación: monte serrano, monte ribereño, humedales y pastizales, que mantienen gran diversidad de especies de flora nativa y fauna autóctona asociada. El problema surge por la falta de conocimiento y valoración y, por consiguiente, poco cuidado de la gran biodiversidad presente en el área por parte de pobladores locales. Actualmente en el predio no hay control y vigilancia y se ha constatado la presencia de cazadores furtivos, la tala de monte nativo y sobrepastoreo de ganado vacuno y equino perteneciente a productores vecinos que usan el predio para pastoreo. De hecho, según el documento “Planificación estratégica Pan de Azúcar 2025”, algunas de las debilidades y amenazas territoriales son la escasa conservación, protección y valoración del patrimonio natural y cultural. Este proyecto fomentará la valorización y protección de la riqueza en biodiversidad del Municipio de Pan de Azúcar, promoviendo la gestión sostenible de los ecosistemas del lugar. “Senderos del Arroyo Pan de Azúcar” buscará sensibilizar a pobladores locales sobre la importancia y fragilidad de la biodiversidad de los ecosistemas que los rodean, a través de una experiencia transformadora, generando un paseo ecoturístico donde los visitantes disfruten de la naturaleza con guías especializados, aprendiendo a su vez a valorizar nuestra flora y fauna nativas. Se desarrollarán talleres motivando a hombres y mujeres de la zona a incorporar prácticas sustentables en su vida diaria, esperando aumentar el nivel de compromiso de los participantes con el ambiente, en la búsqueda de medidas de mitigación y adaptación al cambio climático, conservación y uso sostenible de la biodiversidad y prevención de la degradación de la tierra. A través de jornadas a desarrollarse en el predio que involucren las diferentes organizaciones locales de Pan de Azúcar, se espera brindar un espacio de intercambio colectivo de inquietudes sobre problemas ambientales locales, elaborando una lista de posibles soluciones para la conservación de fauna y flora nativa del lugar. Además, se involucrará a los jóvenes en una investigación participativa en el predio donde realizarán relevamientos de flora y fauna de la zona, logrando el empoderamiento y ánimo de protección de la biodiversidad local.


Solís en Transición

Solís en Transición
La población de Solís de Mataojo carece en su gran mayoría de una cultura de protección del medio ambiente. El Municipio viene trabajando desde hace un tiempo en la promoción del reciclaje de cartón y plástico colocando recipientes para el depósito de los mismos en la Avenida principal de la localidad. Consideramos que es necesario disponer de mayores recursos para resolver en forma estructural la problemática que generan los residuos domiciliarios. Las personas depositan los residuos en los contenedores existentes y áreas circundantes. Al completarse los contenedores comienza a ser evidente el cambio en el paisaje, pudiéndose observar los residuos en las calles, olores desagradables y la contaminación consecuente en el ambiente.

Se busca fomentar la construcción de una cultura sostenible y permanente de protección del medioambiente, promoviendo hábitos de vida saludable a través del uso racional de recursos y la gestión eficiente de residuos orgánicos domiciliarios. Con el reciclaje que pondremos en práctica, lograremos que llegue menor cantidad de residuos al contenedor y por lo tanto al centro de disposición final “vertedero municipal”. Se desea fomentar además el uso de bolso artesanal para la realización de las compras, evitando así la utilización de bolsas plásticas. Los esfuerzos por parte de este grupo promotor de buenas prácticas suponen lograr recolectar la mayor cantidad de residuos orgánicos y compostarlos en forma comunitaria para el bien común. De esta forma se podrá, entre otras cosas:

– disminuir la cantidad de desechos enviados al vertedero municipal y por lo tanto mitigar el impacto ambiental que la comunidad genera.

– Promover la cultura de aplicar prácticas de sostenibilidad ambiental como la correcta clasificación y deposición de residuos, el reciclaje de los mismos y la re-utilización de nutrientes. Además, la disminución del uso de plásticos fomentando las bolsas “chismosas” para las compras diarias.

– Se pretende fomentar, sensibilizar y educar acerca de cómo obtener un producto de calidad como el compost y cómo maximizar su utilización mediante la implementación de huertas orgánicas. Esto implica el conocimiento técnico en términos de la generación del compost y 3 FORMULARIO DE PROYECTO – ECCOSUR 2018 CONVOCATORIA A PROYECTOS LOCALES DE GESTIÓN SOCIO-AMBIENTAL su utilización, además de provocar un cambio cultural bajo una nueva concepción de mantener un modo de vida saludable mediante el consumo de alimentos orgánicos.

– Mediante la plantación de árboles nativos se promoverá la conservación de la biodiversidad y el ecosistema, además de contribuir en la conservación del recurso suelo evitando su degradación. La solución a la problemática a resolver en el proyecto está comprendida en el marco de los conceptos de reciclaje, re-utilización, rechazo al uso de plásticos, sustentabilidad y sostenibilidad de actividades aplicadas bajo la lógica de economía circular.

Esto está en entera concordancia con las Convenciones de Río mediante la conservación de la biodiversidad, mitigación del impacto del cambio climático y la disminución de la degradación del recurso suelo. Se espera que la población de Solís tenga la posibilidad de aprender a clasificar y reciclar los residuos orgánicos, que un gran porcentaje utilice la técnica del compost, realice huertas y utilice bolsos artesanales cuando hace efectivas las compras.